Muy cerquita de Madrid Río está la Escuela Paso a Paso a la que yo conocí en un Taller de los sentidos, cocinando con los pequeños y poco después en una sesión de Pedagogía del comedor que impartí en esta Escuela para Colectividades Chabe.

A Blanca le gustó tanto la experiencia que me invitó a impartir dos sesiones dentro de su Escuela de Padres dedicada al autocuidado familiar de el pasado curso y a facilitar herramientas para el aula a sus educadoras desde la Disciplina positiva.

Un placer para mi esta colaboración que estoy segura que se mantendrá en el tiempo porque la química con Blanca, su equipo y sus papás fue estupenda.

 

A %d blogueros les gusta esto: