A punto de celebrar la quinta sesión de Family on Training en Crinoa no me puedo sentir más orgullosa de sus chicas y de las familias que hacen posible los talleres.

Es verdaderamente una labor muy especial preocuparse y ocuparse de cuidar las emociones de pequeños y mayores.

Por eso Cris y Ainhoa merecen toda mi admiración y todo mi agradecimiento. Estoy segura de que con paciencia y trabajo conseguirán cumplir su sueño y consolidarán en Getafe este gran proyecto.

Poco a poco los asistentes van aumentando igual que el interés en la educación basada en el respeto mutuo. Enhorabuena CRINOA!!. Hacen mucha falta lugares como tú.

 

A %d blogueros les gusta esto: